Tecnologías Nikken

Productos > Tecnologías Nikken

Magnetismo

DEFINICIÓN: la tierra es un campo magnético gigantesco y natural; es una fuerza benéfica para el buen funcionamiento del cuerpo humano

BENEFICIOS: Una buena estimulación celular puede hacer la diferencia para que el cuerpo se recupere o combata agentes que lo atacan.

Una buena distribución del campo magnético mantiene el cuerpo en balance y equilibrio devolviéndole la energía natural que se pierde por la contaminación electromagnética provocada por los aparatos electrónicos, las grandes ciudades y  las construcciones modernas.

 

Efectos del magnetismo

La energía magnética es parte del entorno natural que rodea a todas las cosas vivas. Y se sabe que el campo magnético de la Tierra nos protege de la radiación del espacio.

No obstante, aún se desconoce la forma precisa en que la energía magnética afecta al cuerpo humano, aunque existen varias teorías. Existen estudios clínicos que muestran que el uso de imanes como la piedra angular de nuevos desarrollos científicos para enfrentar los desafíos de la vida moderna.

La Tecnología puede contribuir con en una premisa: los artefactos de la civilización moderna han alterado y disminuido el contacto entre los seres humanos y el campo magnético de la Tierra. El objetivo de esta tecnología es contrarrestar este efecto, y crear un ambiente que sea más parecido al campo magnético natural que ha protegido a los seres humanos durante miles de años.

 

 

Comparación entre el efecto de imanes estáticos y la tecnología electromagnética

Una característica que todos los productos y las tecnologías de Nikken tienen en común es que utilizan imanes estáticos.

Un imán estático, o permanente, es un cuerpo sólido que tiene un magnetismo intrínseco. Este tipo de imán nunca pierde sus propiedades magnéticas. Hay imanes estáticos con campos magnéticos de distintas intensidades.

Por otro lado, un electroimán genera su campo magnético cuando se le aplica una corriente eléctrica. Como la electricidad puede generar un campo eléctrico, este efecto también está presente en muchos objetos que funcionan con electricidad. Este tipo de campo alternante (en lugar de constante) es lo que provoca un efecto llamado ruido electromagnético. Muchos científicos y autoridades médicas consideran que este ruido electromagnético conlleva un riesgo potencial para nuestra salud.

Todos los productos magnéticos de Nikken utilizan sólo imanes estáticos, incluidos aquellos que se alimentan con electricidad, porque la corriente eléctrica no se usa para crear el campo magnético. El uso de imanes estáticos tiene una sólida reputación de seguridad.


Tecnología de Infrarrojo Lejano

La Tecnología de Infrarrojo Lejano incluye fibras cerámicas reflectoras especialmente elaboradas que absorben energía de fuentes múltiples, la luz solar, la temperatura ambiente, el calor del cuerpo y refleja esa energía solamente dentro del rango de infrarrojo lejano del espectro. Es una solución que proporciona un calor suave y natural pero a su vez libera el exceso del calor para permitir la comodidad en todo momento y en una amplia variedad de condiciones ambientales.

 

Descripción general

La Tecnología de infrarrojo lejano de Nikken se basa en la habilidad de ciertos materiales especiales de absorber energía y después liberarla de forma selectiva.

Todos los tipos de sustancias tienen cierta capacidad para absorber energía, incluida la energía en las longitudes de onda que se expresa como calor. Una vez que una sustancia absorbe suficiente energía, llega a un punto de saturación, donde libera el exceso en el ambiente.

Lo increíble de las fibras cerámicas que se emplean en la Tecnología de infrarrojo lejano es que liberan la energía sólo como ondas de infrarrojo lejano, es decir, únicamente en la porción de infrarrojo lejano del espectro. Si bien este material tiene la capacidad de absorber energía prácticamente en cualquier longitud de onda, las fibras traducen el producto reflejado en una emisión del rango infrarrojo.

 

Rangos de energía

En el espectro electromagnético de ondas de energía, existe una pequeña porción que es visible. Se trata de la región de luz visible, desde el rojo al final (las ondas de luz más lentas y largas) hasta el violeta en primer lugar. El espectro de colores es algo conocido para cualquiera que haya visto alguna vez un prisma o un arco iris. La confirmación de que estas energías son visibles es aparente también en el aumento de actividad observada cuando las longitudes de onda se hacen más cortas y rápidas. Cuando se calienta un trozo de metal, éste sube de temperatura al tacto. Si se aplica más energía en forma de calor, las longitudes de onda se hacen más cortas y rápidas, y entran en el rango de luz visible a medida que el metal se torna rojo.

La porción infrarroja del espectro infrarrojo se encuentra inmediatamente debajo del rango más bajo de luz visible, es decir, el color rojo (“infrarrojo” significa “debajo del rojo”). La energía infrarroja lejana, a su vez, se encuentra en el nivel más bajo de esta porción. Las ondas de infrarrojo lejano están entre las ondas más cortas y rápidas de la porción de infrarrojo medio, y las modulaciones más largas y lentas de la energía de microondas.

ANTES                   DESPUÉS
 
Fotografía térmica de la rodilla, antes y una hora después de usar la Banda de Soporte KenkoTherm.

Estas dos imágenes termográficas (vea la escala de la temperatura de la derecha) muestran la dramática diferencia de antes y después de usar durante una hora una Banda de Soporte KenkoTherm. La Tecnología KenkoTherm Far-Infrared absorbe la energía disponible (la luz, el calor ambiental) y la refleja solamente dentro de la porción del espectro de infrarrojo lejano. El resultado es una energía concentrada en calor suave combinada con soporte para ayudar a mejorar las molestias en músculos y en articulaciones irritadas.

 

Longitudes de onda infrarrojas, en micrómetros (micrones)
Infrarrojo cercano    de 0.75 a 1.4 µm
Infrarrojo de longitud de onda corta    de 1.4 a 3 µm
Infrarrojo de longitud de onda media    de 3 a 8 µm
Infrarrojo (lejano) de longitud de onda larga    de 8 a 15 µm
Tecnología de infrarrojo lejano extremo    de 15 a 1,000 µm

La energía infrarroja se conoce como calor sensible, es decir, calor que puede sentirse. Como las ondas de infrarrojo lejano están en la parte más baja de este rango, el resultado es un calor muy suave.

La Tecnología de infrarrojo lejano de Nikken obtiene su energía de cualquier fuente disponible, como la temperatura del aire del ambiente, el calor corporal o la luz del sol. La energía reflejada está en el rango de 4 a 14 micrones de longitud de onda.

Todos los organismos vivos, en mayor o menor medida, emiten energía de infrarrojo lejano. Por eso puede considerarse una fuerza básica de la vida.

 

Efectos

Como los materiales refractarios que se utilizan en la Tecnología de infrarrojo lejano reflejan sólo esta luz infrarroja, por lo general el efecto de calor suave es indetectable para los sentidos. Se ha demostrado que la emisión constante de calor suave contribuye a relajar la tensión de los músculos, los tendones y las articulaciones.


Tecnología de iones negativos

La Tecnología de iones negativos —también llamada Tecnología de comodidad iónica en algunos productos de Nikken— utiliza materiales o procesos que producen iones negativos, es decir, moléculas o átomos de oxígeno con carga. Grandes cantidades de estos iones se encuentran en ciertos entornos naturales, como en los bosques y cerca de las cascadas. Los científicos han estudiado durante décadas la relación entre los iones negativos del aire y la comodidad que brindan a una persona.

 

Descripción general

La Tecnología de iones negativos se encuentra en más de una categoría de productos Nikken. Los dispositivos de tratamiento del aire Air Wellness® cuentan con un generador que produce iones negativos. Las fibras que emiten estos iones también están presentes en partes del Sistema de sueño Kenko™ (Kenko™ Sleep System) y en algunas de las joyas de Nikken.

Los iones son partículas con carga, ya sea positiva o negativa, que obtienen su carga al perder o ganar electrones. Un ión positivo tiene menos electrones que protones, lo que da como resultado una carga eléctrica neta positiva. Los iones negativos contienen más electrones, que le confieren una carga eléctrica negativa.

En esencia, estos iones son moléculas invisibles que no tienen olor ni sabor. No obstante, pueden resultar evidentes a través de otro fenómeno; por ejemplo, la electricidad estática.

Los iones positivos o negativos ingresan al cuerpo de la misma forma que otras moléculas de aire, es decir, cuando las inhalamos.

 

Presencia de iones en el ambiente

Los iones se forman como consecuencia de las condiciones atmosféricas, ya sea naturales o con intervención del hombre.

Un ejemplo claro de esto es el uso de equipos eléctricos. Un aparato eléctrico que usa o produce una cantidad significativa de corriente eléctrica (por ejemplo, un transformador grande) crea un gran número de iones positivos. Un efecto evidente es la presencia de aire ozonizado (un “olor eléctrico” que se puede sentir) cerca de la máquina en funcionamiento.

Por otro lado, existen también condiciones naturales que aumentan la cantidad de iones negativos en el aire. Existen altos niveles de iones negativos en el aire del bosque, la playa y cerca de las cascadas y otros paisajes de agua naturales.

 

Efectos de los iones

Se ha sugerido que la exposición frecuente a equipo eléctrico en funcionamiento provoca una sensación de fatiga o de enfermedad. Se cree que esto se debe a los iones positivos que genera el aparato.

Los iones negativos parecen contribuir a afectar positivamente el humor y el comportamiento.

Otra forma en que los iones negativos pueden beneficiar la salud es que las partículas que causan alergias, como el polvo o el polen, poseen una carga eléctrica positiva. Cuando se introducen iones negativos en el ambiente, parecen contrarrestar el efecto alergénico de estos iones con carga positiva.